viernes, 1 de junio de 2007

El Condor Pasa: Sobrevolando las lineas de Nazca - parte 2


Agraden la foto de arriba y podran encontrar la forma de "El Astronauta" en el cuadrante derecho inferior. Lo ven?





Salimos en el autobus sin gallinas con destino a Ica alrededor de las 0430AM y hemos llegado nuestro destino a las 0900AM!!! 4 horas y media en el bus... Y no fue tanto la distancia, sino que no paro en más lugares en la carretera, pues ya no había donde más parar! Recogió pasajeros y dejó pasajeros en los diversos pueblos de la ruta. Yo por un momento me bajé la gorra de playa que llevaba puesta, me la puse en la cara y me dormí profundamente por casi dos horas, hecho que me pareció increíble, pero tanto era el cansancio de haber madrugado tanto! Ya me había auto-mentalizado en salir tan temprano, pues en Egipto cuando fuimos a Abu Simbel, nos despertaron a las 0200AM y casi todos los días del tour nuestra salida era entre 0500AM y 0600AM, así que salir a las 0430AM era como recordar el Crucero por el Nilo...

Y el viaje en carretera realmente fue recordar muchísimo ese recorrido por Egipto, ya que para mi sorpresa, al Sur de Lima hay unas enormes extensiones de desierto, y no cualquier desierto... Con dunas gigantescas que se extienden por kilómetros de kilómetros... Realmente no sabía que en el Perú había desiertos! Por un momento esperaba ver aparecer camellos y caravanas, y hasta Fabricio me comentó que han importado dromedarios que en algunas zonas se pueden ver..

Los pueblos alrededor del paisaje también me recordaron a Egipto. A los que les he contado de ese viaje, algo que me impactó de Egipto fue la pobreza y el atraso en el que vivían (más que todo por el hecho de viajar del tercer mundo para ver un tercer mundo peor al nuestro, y este será tema de discusión de otro artículo). Al ver el paisaje lunar y la pobreza de los pueblos peruanos, me sentí transportado a aquel fantástico viaje.... Solo que no había salido del hemisferio y me recordé de repente que somos parte de los”países en vías de desarrollo”, nombre que nos dan para ser políticamente correctos. Perú es un país con una población muy grande viviendo en la extrema pobreza... En un artículo que estuve leyendo en un periódico local en Lima, hablaban de aproximadamente 6 millones de peruanos viviendo en la extrema pobreza (prácticamente el tamaño de la población de El Salvador!) y unos 10 millones viviendo en la pobreza... El paisaje lo denotaba: árido, polvoso, en construcción permanente y con pueblos desolados. Gran parte de la población del interior se ha ido a Lima a tratar de buscar mejores oportunidades.... De hecho Lima concentra más del 60% de toda la población del Perú con casi 12 millones de habitantes.

Pero retomando la aventura... Después de haber fruncido la cara inicialmente el día de mi llegada, ahí me encontraba, en el bus, sin gallinas, parando en todos los pueblos desolados en un trayecto interminable, cuyo recorrido fue de 4 horas y media! Hemos llegado a las 0915AM y en la linea aerea me habían dicho que teníamos que estar temprano en el Aeropuerto, ya que no hay un horario fijo de salidas para sobrevolar las líneas... Es decir, cuando se llena, entonces despega... Y me habían advertido que un grupo de 52 personas llegaba desde Lima en el vuelo de Lima a Ica (operado por Aerocondor), donde había una comitiva de la Embajada de la República de China, incluyendo al Embajador... Me habían además presentado al dueño de la aerolínea, quien también acompañaría a la delegación. Así que sin desayunar le dije a Fabricio que nos fueramos inmediatamente de la estación de buses al Aeropuerto Las Dunas.

Tomamos un taxi, un Daewoo Tico (o Daewoo Fino como lo llamamos en mis tierras, y del cual yo manejara uno antes del año 99)... De hecho aún no he podido dilucidar si en Ica todos los taxis son Daewoo Tico o si todos los DaeWoo Tico son taxis... Había miles de taxis y todos eran Daewoo Tico... El taxi nos llevó al Aeropuerto en un lapso de 5 minutos. Nuestra otra opción de transporte eran unas motonetas que me recordaron a las que repartían la leche cuando yo era muy pequeño (de la Foremost) o los Coco Taxis en La Habana.

Al llegar al Aeropuerto preguntamos por Doña Iliana, con quien nos habían remitido y como ella no estaba la localizaron por radio, donde nos mandó a decir que nos habían programado junto con la comitiva que llegaba de Lima, y eso era hasta las 1100AM!!!, y eran apenas las 0930AM! Así que nos internamos en la cafetería del lugar, decorado con sillas y mesas de un material parecido al mimbre, que podían pasar por un restaurante-parador de un safari africano o el salón-comedor de un evento de belleza. Yo quería un café, y se me antojaba un capuccino en el medio de la nada... Pero al ver los termos de café, preferí optar por una Coca Cola de dieta y unas galletas Tuareg. Fabricio pidió un sandwich, y le dijeron que lo único que podían darle era de jamón y queso, y cuando ya nos habíamos sentado en las butacas de Miss Universo, anunciaron que no había jamón, así que Fabricio decidió comer una empanada (después vimos como a la mesa de argentinos de la par les servían huevos revueltos con jamón, y no pude resistir la tentación de preguntar de donde había salido el jamón, con la obvia respuesta de que lo habían ido a comprar después).

Caminamos un rato por el lugar y había un mini-zoológico con llamas, caballos y un cóndor enjaulado que no se dejaba fotografiar pues estaba en lo mejor de su limpieza general (la cabeza la tenía permanentemente dentro de sus alas y plumas).

Menos mal que desayunamos tan poco y tan livianamente, pues al ver una exposición de artesanías locales en el Aeropuerto, un individuo nos contó que la vuelta en el avión era peor que una Montaña Rusa, ya que tenían que dar muchas piruetas para acercarse a las líneas y verlas con mayor precisión. Además en frente teníamos el avión: Un Cessna Caravan de 12 asientos, de hélices, y claro una vez adentro no hay mucho que se pueda hacer.

A la hora señalada llego el avion de Lima, con el Embajador de China y una gran comitiva... Algo que siempre me ha llamado la atención de los orientales es que haga frío o calor siempre andan de manga larga, con sacos, o abrigados de alguna forma, y esta no fue la excepción... La ganadora era una mujer que traía hasta guantes blancos con su atuendo. Ahí mismo venía también el dueño de AeroCóndor, quien tan finamente hubiese autorizado nuestros descuentos.

Ya entonces nos dieron nuestros pases de abordar y empezaron a repartir dulces de limón por aquello de los mareos.... Nuestros compañeros de viaje eran 3 chavos japoneses que andaban por su cuenta, una pareja de argentinos (pero no los mismos que habían desayunado huevos revueltos) y el Embajador chino con parte de su comitiva.
Despegamos a las 1115AM en punto. El avión tenía 4 filas de 3 asientos cada una. Yo quedé en el asiento de en medio y al principio protestando de mi suerte, pero después dando gracias a Dios, pues me pareció la parte más estable del avión. A mi lado derecho tenía a Fabricio y de mi lado izquierdo a una señora de la comitiva china, que aún no se si era la esposa del Embajador.

El paisaje desde el aire era aun mas espectacular y me recordó nuevamente el valle del Nilo. Del lado derecho se veía el desierto en su máxima expresión y de una forma interminable... Del lado derecho el valle del Ica, con su gran verdor y al fondo unas montañas que por su tamaño tan reducido no creo que hayan sido los Andes en su esplendor. El vuelo completo tomaría una hora y 15 minutos.

Al llegar a las líneas de Nazca, el avión comenzó a descender para verlas más de cerca... Y nos dieron varias vueltas a cada línea, del lado derecho y del lado izquierdo... Era peor que una montaña rusa... Y así vimos las imágenes del Astronauta, el Colibrí, el Mono, la Araña, las Manos, el árbol, etc... Lo impresionante del lugar no es tanto su construcción sino saber que la única forma de verlas es desde el aire... Cuando las hicieron no había máquinas voladoras (por lo menos humanas). Hay teorías que dicen que fueron hechas por seres extra-terrestres para marcar lugares de aterrizaje. Otras dicen que eran sitios ceremoniales a gran escala, donde se reunían los lugareños a hacer una especie de procesión encima de ellas para agradar a las deidades con sus formas y figuras, que tomaban vida con la presencia humana. Sea cual sea el verdadero significado, la verdad es que no hay forma de verlas desde la tierra, únicamente desde el aire....Y el avión daba muchas piruetas para lograr tener un acercamiento. Creo que un helicóptero hubiera sido más adecuado, pues esos por lo menos te permiten permanecer estático encima de las líneas para apreciarlas mejor y no como parte de una montaña rusa a toda velocidad... Traté de tomar fotos y se las debo pues el avión se movía demasiado. Tomé video para tratar de captar mejor la esencia de los movimientos.

Fabricio me ayudó con algunas fotos pues estaba en la ventana, pero hubo un momento que yo ya estaba mareado y me agarraba de los asientos y casi de la cabeza de los japoneses en frente mío al sentir los movimientos del avión. Hubo un momento que le dije a Fabricio que ya no debíamos tomar fotos sino disfrutar de las líneas (la verdad era que estaba demasiado mareado para tomarlas). Por lo menos me fue estable con mi Coca Light y mis galletas... Mi compañera de la izquierda no tuvo tanta suerte como yo. Lo pobre tomó una bolsa de las que ponen para el mareo y devolvió la vida y el alma durante todo el viaje. A esa pobre mujer casi la bajaron en camilla, y completamente verde. Así que vimos en vivo y en directo porqué era mejor no haber desayunado!

La experiencia fue sumamente interesante (no para la china indudablemente) y el avión regresó a las 1230M a su base de operaciones en Ica. Ahí estaba el dueño de Aerocóndor para recibirnos (más bien al Embajador de China), e intercambiamos un par de impresiones, todo relacionado más que todo con la salud de la pobre mujer.

Al llegar a tierra nos pasaron un video acerca de las líneas de Nazca, nos trataron de vender un mapa del lugar y recibimos una pequeña charla, que entre el mareo y la madrugada propiciaba más para dormir que para otra cosa, y a pesar que el contenido era interesante, los ojos se cerraban como de una forma hipnótica. Realmente solo duró como unos 10 minutos... Y ahí si el estómago ya estaba gritando por comida, así que comenzamos a caminar hacia afuera del Aeropuerto (y lejos del Comedor de Miss Universo)... Queríamos buscar un Daewoo Tico que nos llevara, pero el lugar estaba desierto de arena y desierto de taxis... Cuando ya estábamos por desfallecer del hambre y considerando caminar a la carretera como opción, se acercó a nosotros un tipo que estaba en un pick-up en la entrada del lugar y nos preguntó hacia dónde íbamos, a lo que respondimos que al Oasis de la Huacachina. El tipo nos dijo que ellos iban para allá pues tenían que llevar unas cosas de la comitiva china y que eran empleados del Aeropuerto... Por mi mente cruzaron muchas cosas... Degollados en medio del desierto... Tirados en la calle por asaltantes de turistas... Pero al no haber otra opción, aceptamos....

Continuara...

1 comentario:

María. R dijo...

Al astronauta no lo encuentro vaya por dios, puede que esta vez sea el bosque el que no me deja ver el árbol pues la foto es simple y llanamente a.l.u.c.i.n.a.n.t.e

Centro Europa 2006