domingo, 29 de junio de 2008

Wicked!

Al bajar del John Hacock Center nos dimos cuenta que habíamos caminado una cantidad indefinida de kilómetros desde nuestra salida del hotel esa mañana, y después de una parada técnica e innecesaria en un “mall”, con el dolor perpetuo de mi rodilla dañada en Bogotá (la cual a estas alturas se había trasladado a la rabadilla y a todo el resto del cuerpo) decidimos tomar un taxi hacia el hotel, para además tomar ventaja de la “Hora Social” donde no conocimos a nadie, pero en cuestión de 25 minutos nos tomamos 3 copas de vino cada uno (eso es lo que pasa cuando es gratis y hay un límite máximo de tiempo), con lo que al cambiarnos para ir al teatro esa noche, no ibamos entonados si no más bien medio beodos.

Temprano habíamos pasado al Oriental Theatre, ubicado a tres cuadras del Hotel Mónaco, y habíamos comprado entradas para poder ver el musical del momento en Estados Unidos: “Wicked”!!!... La primera vez que escuché hablar de este musical fue a través de mi amigo Douglas Tobar, quien había leído el libro del autor Gregory Maguire. La obra cuenta la historia de las brujas de Oz (Sí, las del Mago de Oz) antes de que apareciera Dorothy, y devela misterios como porqué la Bruja del Oeste es verde, porque el león es cobarde, de dónde salió el hombre de hojalata, pero sobre todo cambia completamente la perspectiva de la relación entre Glinda, la Bruja Buena y la “Wicked Witch of the West” (la bruja mala del Oeste). No les puedo dar detalles adicionales, aunque si les puedo decir que se trata de “un gran chambre” (en buen salvadoreño, el chisme estaba bueno!). Les puedo recomendar ciegamente la obra, la cual se presenta permanentemente en Broadway, aunque sus precios en Chicago son mucho más accesibles y con la calidad típica que caracteriza a este tipo de obras musicales (http://www.wickedthemusical.com/chicago/ )

Lo único malo de ver una obra de teatro que dura tres horas más intermedio y que comienza a las 7 de la noche, es que se sale a las 10:30PM, en un país donde los restaurantes cierran sumamente temprano, y obviamente ya se nos había bajado la juma, y el hambre apremiaba. Por suerte, habíamos solicitado información en el hotel de a dónde podíamos tener una cena tardía dentro del área, y la Concierge nos envió a 4 cuadras, cruzando el Chicago River, en la Calle Hubbard, a un lugar llamado “Rock It” (http://www.rockitbarandgrill.com/ ), que efectivamente daba servicio de restaurante hasta la medianoche, y donde degustamos unas alitas de pollo y un dip de queso y hummus, para por lo menos engañar el estómago hasta el día siguiente. El lugar me pareció sumamente “gringo” (yo se Vane, no estoy siendo políticamente correcto, pero es la única palabra adecuada para describirlo), y cuya música rock de los 80’s y 90’s no ayudaba mucho para hacer la digestión, pero a esas horas de todas formas quién la hace? Y así terminamos nuestro primer día de parada técnica por las tierras del jazz!

1 comentario:

Banco de Imágenes Gratuitas dijo...

FELICIDADES,
CIUDADANOS DEL MUNDO está siendo ahora mismo recomendado a miles de personas en el mundo a través de nuestra sección '24 HORAS DE FAMA' que el Banco de Imágenes Gratuitas inició desde hace algunos días como parte de las nuevas estrategias de publicidad y marketing viral alrededor del mundo.

Saludos y gracias por enlazarnos...

Centro Europa 2006